productora de cine en Almería productora de cine en Almería productora de cine en Almería productora de cine en Almería
productora de cine en Almería

Almericinema productora audiovisual con más de 20 años de experiencia

Almería

Almería cuenta con multitud de escenarios y localizaciones donde el séptimo arte ha dejado su huella. Cuenta con más de medio millar de rodajes y es, tras Madrid y Barcelona, la provincia de España que más filmaciones de películas suma. Almericinema ha colaborado en decenas de ellos. A grandes rasgos se pueden dividir en diferentes zonas.

1. Desierto de Tabernas

Quizá sea el paisaje más singular vinculado al cine hecho en la provincia de Almería. El desierto de Tabernas ha sido y sigue siendo un escenario predilecto para el rodaje de producciones de todo tipo. Muchas de sus ramblas han sido protagonistas en películas que han hecho historia. La Rambla del Cautivo acogió grandes títulos como Por un puñado de dólares (1964), Cómo gané la guerra (1967) y Mercenarios sin gloria (1969) con Michael Caine; el oasis de rambla Viciana acogió Lawrence Arabia (1962) y Exodus: Dioses y Reyes (2014); rambla Otero acogió Caballos salvajes (1973), El bueno, el feo y el malo (1966), e Indiana Jones y la última cruzada (1989). El desierto sigue siendo escogido en distintas producciones que no dudan en elegir este entorno natural como protagonista de sus escenas. Otra de las ramblas que han sido captadas por la cámara en multitud de ocasiones es la de Lanújar.

2. Los Albaricoques (Níjar)

Es el pueblo del oeste por excelencia. Los nombres de sus calles se dedican a personajes como Sergio Leone, Ennio Morriconne y Clint Eastwood, entre otros. La pedanía de Los Albaricoques conserva la era donde se produjo el duelo final de La muerte tenía un precio (1965). Pero en este pueblo de la comarca de Níjar, también se rodaron escenas de otras películas como Por un puñado de dólares (1964), El día de la ira (1967), Los cuatro salvajes (1967), Los cuatro truhanes (1968), Tepepa (1969), El Cóndor (1970), La vuelta del Coyote (1998) y Los Dalton contra Lucky Luke (2003). El género western y Los Albaricoques están vinculados desde siempre y la pedanía mantiene su espíritu anclado en el oeste.

3. La Alcazaba (Almería)

La Alcazaba es el principal monumento de la capital de Almería y también uno de los elementos patrimoniales que más presencia cinematográfica ha tenido. La serie Juego de Tronos eligió este monumento como plató de rodaje y se conserva un banco del decorado. También lo hizo en 2018, la película de ficción Wonder Woman 1984. Patton (1970), Conan el Bárbaro (1982) e Indiana Jones y la última cruzada (1989) fueron algunas de las superproducciones que no quisieron perder la oportunidad de grabar algunas escenas en esta fortaleza. Otras cintas son: Resucitado (2016); Marchar o morir (1975) con Max Von Sydow; Los cuatro mosqueteros (1974); El viento y el león (1977); Cleopatra (1963), Orgullo de estirpe (1971), Marco Antonio y Cleopatra (1972); y otras de otro tipo de género como Me has hecho perder el juicio (1973), con Manolo Escobar.

4. Mónsul y Genoveses (Níjar)

Si son dos playas paradisíacas para darse un baño, también lo son para plasmar cualquier escena en la gran pantalla. El conjunto de playas que van desde Genoveses hasta después de Mónsul no han pasado desapercibidas por los localizadores del séptimo arte. En la primera, las cámaras grabaron El bulevar del ron (1971) y Simbad y el ojo del tigre (1977). Por su parte, la belleza de Mónsul ha servido para cobrar protagonismo en multitud de escenas de películas como El hombre que perdió su sombra (1991); Duffy, el único (1968); Shalako (1968); Stres-es-tres-tres, con Geraldine Chaplin (1968); El viento y el león (1977); Las aventuras del barón Munchausen (1988); La historia interminable (1984); Las cosas del querer (1989); Hable con ella (2002), de Pedro Almodóvar; e Indiana Jones y la última cruzada (1989), con una de las escenas más recordadas, cuando Sean Connery espanta a las gaviotas para derribar un avión nazi. David Bisbal rodó en Mónsul el videoclip del primer single de su trayectoria, Ave María. En playas próximas como cala Carbón también rodaron El Niño (2014), Imagining Argentina (2003) y Año Mariano (2000).

5. Sierra Alhamilla y el Paraje El Chorrillo

Sierra Alhamilla, además de contar con títulos históricos, también está cogiendo protagonismo entre las películas que vienen recientemente a rodar a la provincia. Algunos de sus títulos de siempre son: El halcón y la presa (1966), Los cuatro salvajes (1967), ¡Agáchate, maldito! (1971) y ¡Qué viene Valdez! (1971). Por su parte, el paraje El Chorrillo sirvió para que la película Exodus: Dioses y Reyes instalara diferentes decorados. En 2016, la serie Penny Dreadful también llegó a este lugar con el objetivo de grabar sus escenas. Por otra parte, Juego de Tronos rodó en 2015 en este mismo espacio donde congregó a cientos de figurantes para recrear cada secuencia de la serie seguida por millones de personas en todo el mundo.

6. Carboneras y la playa del Algarrobico

En el municipio de Carboneras el cine también ha tenido su dosis de buenas películas. En la playa del Algarrobico se grabaron dos cintas históricas como Lawrence de Arabia, dirigida por David Lean, con grandes intérpretes como Peter O’Toole, Omar Sharif, Anthony Quinn, Alec Guinness y Jack Hawkins, entre otros; y Cómo gané la guerra, de Richard Lester, y con John Lennon de protagonista. Pero otros rincones del municipio también salieron en la gran pantalla en títulos como El pájaro de la felicidad (1993) con Mercedes Sampietro, José Sacristán y Aitana Sánchez-Gijón; Sexy beast (2000); El hombre de Marrakech (1996); Corre, cuchillo, corre! (1968); y Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013), que está ambientada en la época en la que John Lennon grabó en la provincia; entre otras películas.

7. Los poblados del oeste (Tabernas)

La construcción de decorados perdurables solo se ha mantenido a lo largo de los años con los poblados del oeste. Actualmente, el parque Oasys MiniHollywood, Fort Bravo y Western Leone son los que mantienen la memoria de este género de películas, que conforman parte de la identidad del cine hecho en Almería. El primero se construyó por el rodaje de la película La muerte tenía un precio y la zona central de este poblado respeta el original.. También se rodaron escenas de otras películas como El bueno, el feo y el malo (1968). Actualmente, cuenta con una reserva zoológica que complementa el recorrido del visitante. Fort Bravo cuenta con un poblado americano y otro mexicano, y se han rodado películas en la época dorada como ¡Qué viene Váldez! (1971) y Caza implacable (1971) y actuales de alto presupuesto como 800 balas (2002), Blueberry (2004), Los Dalton contra Lucky Luke (2004), o la serie Reina de Espadas (2000), con la actriz Bo Derek. Western Leone se realizó para la película Hasta que llegó su hora (1968), dirigida por Sergio Leone. Los tres poblados todavía acogen rodajes de anuncios publicitarios, cortometrajes y películas.

8. La Chanca-Pescadería (Almería)

La Chanca-Pescadería es un barrio de pescadores, que mantiene su espíritu de barrio de toda la vida. Las casas de colores y las calles con arraigo atraen a pintores, fotógrafos y directores de cine para representar sus obras de arte. Así, se han rodado títulos como Oeil pour Oeil (1957), película nunca estrenada en España; El reportero (1975), con Jack Nicholson y María Schneider; Mando perdido (1966); Duffy, el único (1967); y Marco Antonio y Cleopatra (1973). En 2016, el barrio acogió el rodaje de la película Deep web y en 2018, se grabaron la película The Rhythm Section y la serie británica Bounty Hunters.

9. Minas de Rodalquilar (Níjar)

Las Minas de Oro de Rodalquilar se mantienen a pesar del abandono administrativo y su carencia de puesta en valor. Pero la Planta Denver y sus alrededores han servido como escenario de rodaje en títulos como Guerreros del sol (1986), de Alan Johnson; El misterio de Wells (2003); ¡Agáchate, maldito! (1971), de Sergio Leone… Sus túneles sirvieron para la película de aventuras Indiana Jones y la última cruzada, de Steven Spielberg, y Una razón para vivir y una para morir (1972), de Tonino Valerii. Exodus: Dioses y Reyes, de Ridley Scott, película que volvió a atraer los rodajes a la provincia, también empleó este espacio para algunas de sus escenas. El grupo Amaral grabó su videoclip Días de verano por sus alrededores.

© 2014 Almericinema

Diseñado por Status Publicidad y Marketing